domingo, 18 de mayo de 2014

POR QUE ESCRIBI MI LIBRO: UNA CARTA SIN REMITENTE

Hola otra vez.

Escribo esto porque desde hace ya un tiempo, algunas personas (amigas por cierto) me dijeron: Manu,¿por qué no explicas el motivo de tú libro?. Pero entre unas cosas y otras no lo pude hacer.

Ahora, después de casi cuatro años que empecé a escribirlo, creo que es buen momento de hacerlo.
Todo empezó en la cafetería de unos buenos amigos míos. Yo acababa de terminar una relación sentimental nefasta con una chica (la cual vivía en ese pueblo al que llamo en el libro Blanco y Negro) de cuatro años de relación. En ese momento lo estaba pasando francamente mal y lo que para mí era un desahogo espiritual, se convirtió en el primer capítulo. Este libro es la suma de mis experiencias sentimentales durante casi diez años en tierras castellanas. Para mí no se trataba de escribir un libro, se trataba de soltar todo ese dolor que tenía dentro. Era un cúmulo de rabia, traición, desengaño y soledad.
Pero lo que más me dolía era la injusticia de haber sido engañado y a la vez de ser culpado por esa ruptura.
Coger un lápiz y un papel, fue para mí una auténtica terapia. El nombre de Javier me lo inventé porque me sentía más agusto con una identidad falsa. Era consciente de que estaba desnudando mi alma y contando cosas muy íntimas y personales. Pero el alivio que sentía con cada renglón que escribía era tan grande, que no podía dejar de escribir. Una buena amiga me dijo : ¿por qué no lo públicas en un blog?. Y así lo hice. Mientras lo iba escribiendo pensé en añadir un personaje "Rocío". Este personaje era la mujer que nunca querría yo conocer. Una mujer superficial, una analfabeta de sentimientos, la típica que después de preguntarte cómo te llamas te pregunta por tú profesión. Esa mujer por el simple echo de gustarle lo que ve en su espejo, cotiza caro su compañía. Y sí, a esa tal Rocío le fui contando todas mis desgracias y mis pensamientos. Tengo que añadir que todo lo que cuento en este libro es cierto. Nada de lo que escribo es inventado. Aunque en los dos primeros capítulos sí tengo que decir que algunas experiencias son caricaturas de una realidad, productos de la ironía y el sarcasmo. Pero así fue todo lo que narro en el libro, una historia real.
Me han reprochado que no soy constante con mi blog, y es verdad, lo siento. Pero quiero dejar claro que me costó mucho escribirlo. Fue muy duro para mí revivir todos esos momentos. Reconocerme a mí mismo que mi autoestima estaba por los suelos, dudar incluso de mi capacidad como parte de una pareja era bastante jodido. Empezar una relación con una chica enferma de cáncer y al cabo de unos meses se la lleva, eso me marcó muchísimo. Escribir es fácil, con más o menos talento, con estilo o sin estilo literario eso no se puede comparar con el dolor de los recuerdos. Con la frustración de la soledad, con la impotencia de la incomprensión.

Pero había otras cosas que me ayudaban, los comentarios que algunos escribiais. Algunos eran afectivos, otros graciosos, alguno crítico, porque decía que era un plajio de una novela. Aunque tengo que decir que ni conozco al escritor ni la novela en sí.
En fin, esas fueron las razones por las que escribí este libro, bueno o malo, que sé yo. Eso que lo juzgue cada uno.

No hay comentarios: