martes, 7 de diciembre de 2010

TENGO QUE DAR LAS GRACIAS, GRACIAS Y MUCHAS MÁS QUE GRACIAS.......

Quiero hacer un paréntesis antes del siguiente capítulo, para daros las gracias a tod@s los que seguís mi blogs. No sabéis cuanto me ayudan y animan vuestros comentarios. Alguna de vosotras también tenéis vuestro blogs, y puedo garantizar, que los sigo al pie de la letra. Me encanta vuestro ingenio y soltura, sentimiento, orden y bien hacer. Pero, a los que seguís también mi blogs y estáis en el anonimato, quiero deciros que sois los culpables de que Una Carta sin Remitente sea escrita integramente en este blogs. Si, así es. No voy a escribir unos capítulos solamente en el blogs, los voy a escribir TODOS. 



No soy escritor, eso ya lo habéis comprobado. Aunque, siempre he pensado que cuando una persona escribe ya sea en papel o en cualquier otro medio, y tiene un publico que desinteresadamente lee todo lo que este escribe, se le puede llamar escritor. Aunque no sea famoso y no este consagrado como tal, aunque no se dedique a ello como profesión, aunque no perciba ningún tipo de ingreso por hacerlo. Aún así, creo que se le puede seguir llamando de igual manera. Por eso, por vuestro apoyo, merece la pena que todo el contenido de este libro sea publicado aquí. Sólo el saber que todos vosotros leéis estos capítulos, me alegra el alma. 






                                        Cuando te encontrare

                                        cuando aparecerás

                                        virgencita de mi alma 

                                        haz  que aparezca ya...................
                                      




                                                                M . León






                                         Besos y Abrazos.






2 comentarios:

Iria dijo...

voy a ojear un rato tu blog, ya que su titulo comienza igual que el mio :)

Peripecias y extravagancias de una Veterinaria: iriabellas.blogspot.com

La pequeña Meg dijo...

Sé perfectamente a qué te refieres, yo empecé sin pretensiones, por desahogarme, escribir de todo un poco, y me he enganchado a este mundillo, me encanta saber que mis palabras tienen destinatarios que merecen la pena...

Un abrazo!!